Bienvenidos a Valorízate YA!

 

En Valorízate Ya! encontrarás artículos, talleres, videos, podcasts e información en cualquier formato que se nos ocurra. ¿De quién y de qué? Pues de certificados en Coaching X Valores® en muchas especialidades. Así podrás encontrar soluciones a temas como la educación en valores para cualquier edad, o cómo aplicar los valores en la empresa, en equipos comerciales… o incluso en el deporte.

Aquí encontrarás contenido totalmente gratuito y de fácil acceso, que iremos renovando semanalmente y que pondremos a la disposición de todo el mundo con una única misión: Cambiar el mundo a través de los valores.

Valorízate Ya! Es un proyecto de un certificado en Coaching X Valores® para dar a conocer el poder del trabajo con valores y compartir la experiencia de sus compañeros.

Talleres activos


En este momento no ningún taller activo



Últimos artículos publicados

El solsticio de invierno

Exactamente a las 11:44h del día 21 de Diciembre, entró el invierno en nuestros hogares y con él llegan las entrañables fiestas de Navidad, Año Nuevo y Reyes. A través de estas líneas deseo a todos los lectores y amigos que  vuestros sueños se hayan hecho realidad y si éstos todavía no se han cumplido porque  estáis en ello, que el próximo 2017 os dé  la energía , fuerza y voluntad para que se cumplan.

Durante estas veladas de invierno en las que los días se oscurecen en un “plis-plas”, nos encontramos envueltos a nivel personal, familiar y laboral en una sucesión de fiestas que propician la compañía de los seres queridos con los que compartes momentos frente a una mesa repleta de sabrosos  y suculentos manjares cocinados amorosamente, y que en cierta manera te transportan a tu niñez. Son esos sabores, esos olores, los que te aportan sensaciones de cariño, ternura, calidez y en los que das valor al esfuerzo y trabajo de la persona  que ha decorado la mesa y la ha llenado de deliciosas texturas que combinan perfectamente y al agrado de todos los comensales. Son comidas que dan origen a tertulias, risas, emociones y brindis con una buena copa de cava y que finalizan la mayoría de las veces con un café o una buena tisana digestiva humeante. Estos días entrañables  forman parte de nuestras tradiciones familiares y que cada uno de nosotros transmite de una manera u otra a sus seres queridos.

Leer más


El valor de la determinación cuando tienes miedo

El miedo es un amigo valioso que nos protege de muchas de las cosas que nos pueden hacer daño. También, si le dejamos, acaba tomando demasiada confianza y no nos permite adentrarnos en nuevos retos y aprender de esas experiencias.  En este post hablaremos del valor de la determinación que, cuando el temor nos bloquea y nos paraliza, nos da el arranque que necesitamos. ¿Cómo ponerlo en práctica?

De las etapas más cruciales de nuestra vida, diría que hay una que está repleta de miedos: El miedo que siente un Millennial cuando tiene que decidir qué hacer con su presente. En la época formativa estamos tan centrados en vivir nuevas experiencias, de “Bah, aún falta mucho para tener que preocuparme por mi futuro”, y tan acostumbrados a no hacernos ni una sola pregunta que cuando llega el último día de esa balsa de tranquilidad: no tenemos ni idea de lo que queremos en la vida.

Leer más


EXCUSAS, EXCUSAS… ¿Y AHORA QUÉ?

Se disparó directamente vaciando el cargador por la boca. Soltó todas aquellas cosas que no le gustaban ni le convenían. Se encontró de lleno en un escenario que no planificó, del que ni tan siquiera realizó una simulación superficial.

Hizo lo que hacemos muchos, demasiadas veces: meternos en un jardín del que solo vemos el verde del césped y el colorido de las flores. Es el jardín que queremos retener en la mente sin plantearnos que antes de eso lo que habían eran piedras, lodo y malas hiervas. Es posible que no sepamos quién puso sus esfuerzos y que nos agarremos a lo primero que nos venga a la cabeza para explicar lo liviano de este análisis. Ya está, un poco por aquí y otro por allá para calzar explicaciones que no convencen a nadie. Con sinceridad, ni siquiera a nosotros mismos. Es la mera justificación. Un razonamiento con todas las pretensiones y ningún medio para sostenerlas. Sintió que había fracasado.
Alguien llega por detrás y dice aquello tan fácil de decir, cuando se le dice a otro: “A lo hecho pecho…” Y es verdad, te has despachado con todo lo que los demás podrían haber hecho por ti, para ti, pensando en ti, ayudándote a ti. Cosas que no les costaba nada hacer porque las tenían que hacer ellos. “¡Espabila cretino!”, insistes en poner parches a todos los actos ajenos, a las circunstancias, al tiempo y al espacio. A todo aquello que no depende de ti.

Leer más